PASOS SEGUNDA ETAPA Camino Primitivo

PASOS SEGUNDA ETAPA.- El Escamplero al Santuario de Cornellana

13 de Junio.- Salimos con lluvia sobre las seis y media hacia Premoño, justo al poco de seguir la carretera que de momento es el camino una furgoneta de panadero se nos para... si queréis a la entrada del próximo pueblo tengo un bar os puedo dar de desayunar... se agradece... pasamos la Capilla de Santa Fátima y a desayunar en Pedroño, bien, provisiones de paso, el “panadero” tiene un sello muy ilustrado con una posible Santa Ana y la leyenda “Camino Primitivo de Santiago”, Paladín, Puerma, Peñaflor, puente e Iglesia antigua del XII parece ser, el agua no quiere dejarnos... menos mal que trajimos los equipos, más peso llega la compensación, el belga de grupo de los de habla francesas es un fiera caminando, nos alcanza, se pierde por delante, se para a esperar a los compañeros y así una y otra vez... llegamos a Grado, monumental, casco antiguo, antiguo Palacio, alto para reponer en un bar que ofrece la posibilidad de llevar la mochila a los peregrinos (borré lo de peregrinos y puse encima turigrinos) hasta el próximo albergue por 5 euros por persona, todo llega, hasta en el Primitivo, ahora atacamos el primer puerto duro del Primitivo, en la Venta del Cuernu hospedaje antiguo de arrieros, caminantes y peregrinos reza por algún sitio, indicador del Albergue de peregrinos de San Xuan... seguimos por un nuevo trazado provisional por corte por las obras de la autovía por carretera la subida a Ntra. Sra. Del Fresno, representa algún kilómetro más... la ventaja de toda subida es la bajada, al final de ella el Santuario de Cornellana con su Albergue de Peregrinos, unos 30 kilómetros hoy.

En el albergue hay gente que se quedó de ayer, lesión, otra que ha venido desde el anterior albergue hasta aquí por la dura subida del día, dos granadinos con los que hace muy buenas migas Antonio, llegan los cuatro “franceses” de ayer, un catalán, dos españoles más de Gijón que se han hecho del tirón desde Oviedo... en total dormimos 11, Pepe, se perdió a la salida de Oviedo hasta que le alcanzó la hija y Luis el amigo que les acompaña y se quedarían en San Juan, sello muy historiado y precioso del Monasterio, cena en un mesón del lugar de nombre Casa Ricardo, con diferencia de trato para los peregrinos, la comida bien pero... a los del pueblo les escanciaba la sidra a nosotros cuando lo pedimos nada “ no lo hacemos”, lo habíamos visto hacer a otra mesa, la carne, muy buena, en un hermoso plato lleno con patatas panadera, para los del “país”, a nosotros tenía solo un par de ellas, las cosas del “menú de peregrino”... Misa sabatina en el Monasterio, que me permitió visitarlo, precioso pero a falta de muchas reparaciones y mantenimiento... lluvia durante la noche y mañana en principio más agua... nadie nos avisa que la salida de mañana está cortada por obras y hay que seguir carretera, menos mal que alguien lo lee en un pequeño cartel… Varios sitios de alimentación y restaurantes y en algunos sitios anuncian una especialidad de la tierra los “carajitos”, ojo, nada que ver con los carajillos de café aunque los ofrezcan en cafés, es un tipo de dulce de la tierra…

10 de Octubre 2009.- Del Escamplero a Peñaflor, Grado, San Juan de Villapañada y al Monasterio de San Salvador de Cornellana. Como previsto el panadero nos ofrece desayuno y cosas para llevar en Premoño, en Grado reponemos fuerzas para atacar hoy otro alto con mala leche y, como no la “turigrinada” de turno para ellos: un letrero que pone ¡se llevan mochilas a X euros hasta…. !Vale ya estamos como en…! a todo eso vamos pasando restos monumentales de diferentes épocas, Capillas, Ermitas, Puentes, paisajes que existen detrás de la niebla matutina, de Grado al Puerto esperado y a San Juan de Villapañada, las obras nos hacen dar un rodeo, está señalizado, alcanzamos el Monasterio de Cornellana, inmenso de espacio, albergue “LAICO” con capacidad de 24 plazas y grandeza arquitectónica, el sello del Monasterio es mejor y precioso, como suele ser normal, que el que pone del albergue el hospitalero.

La anécdota: Mi sobrino y compañero de camino se va delante, yo entro a comer algo en el restaurante a la llegada, estoy hambriento, (es tarde las tres y media pasadas recuerdo un sitio de un paso anterior, Ricardo y entro, me ponen un plato de pastel de cabracho con sus tostaditas y salsa, un lenguado enorme con cachelos y mayonesa por todo lo grande, arroz con leche del país, lo del azúcar olvidado de momento, gasto mucha, salsa mayonesa, infusión y un litro y medio de agua), la puerta del albergue “LAICO” (anexo al Monasterio) está cerrada así que al lado ve una puerta con una escalera ascendente sube, en la puerta unas llaves y en una lee albergue de peregrinos, llama no hay contestación, entreabre la puerta y sigue llamando, rn eso abajo aparece un señor que le dice ¿Qué hace usted en mi casa? Contesta llamando para la llave del albergue que está cerrado, al tiempo baja y el señor le dice que él, ni la tiene ni sabe nada del albergue… se marcha hacia arriba y encuentra otra casa cercana en la que pregunta de nuevo y le dicen que la llave está en un bar al que se va y la consigue…

Cuando llego me lo cuenta y en eso me dice mira ese es el señor con el que hablé antes creo, parece el cura de la Iglesia va hacia allí, como llevo la credencial me voy corriendo hacia él, dentro de la Iglesia exclamo ¡Padre! No hay respuesta así que me acerco más en el momento que entra en la Sacristía nueva llamada ¡Padre! Y alcanzo la puerta de la Sacristía, parándome en seco en ella por si las flies, digo ¡perdoneeee! ¿Es a mí? girándose, contesto: si… ¡Yo no soy su padre!... Ya, es el modo que me enseñaron de pequeño para llamar a los curas y lo sigo usando… ¡pues en 30 años nunca me habían llamado así… Bueno será que ya no se usa por aquí, venía para sellar la Credencial, en ello estamos cuando aparece Pachito con la suya también: perdone ¡Padre!, por lo de antes, no sabía que era su casa y como había visto en las llaves de la puerta una del albergue pensé me podrían decir como entrar y por eso llamando abrí la puerta al no recibir respuesta pero como vería sin entrar… No, es que no tengo nada que ver con el albergue, me está vetado tener ninguna relación con él, como el ayuntamiento de aquí que es quien lo lleva es laico, dicen que no es cosa mía y así estamos…

Se nos ocurrieron muchas palabras, comentarios, reflexiones pero las archivamos en nuestras mentes y después las comentamos entre nosotros, me imagino que las mismas que cualquiera que me lea… (Por ejemplo en vez de poner en sus notas y propaganda: albergue del Camino primitivo de Santiago, podrían poner: albergue laico del camino primitivo de Yago)

Recordaba las obras y la salida de mañana y obtuve tres versiones: la del hospitalero a la vuelta por detrás del monasterio siguiendo caminos, un poco más largo pero lo mejor según él, la del bar que guarda y recibe la llave cuando nos vamos que recomendaba taxativamente por carretera hasta Salas, lo mejor y lo más corto (carretera con mucho tráfico y poco arcén) y la que nos indicó una chica por la calle que vivía en el siguiente pueblo y fue la que hicimos y creemos la mejor, llegar por carretera hasta su pueblo a unos dos kilómetros más o menos y en el primer carril a la izquierda sin flechas tomarlo y recuperamos el camino a la derecha (hacia Fuencaliente) paralelo al río ya sin problemas ni obstáculos hasta Salas.

Al final dormimos aquí nosotros dos más el austriaco que llegó a su aire. Hoy hemos hecho 31 kilómetros con eso de las obras, los desvíos y demás, con temores por el reciente esguince en el derecho, todavía me molesta y lo que durará me han dicho y la dureza de algunas bajadas…